Promociones exclusivas online. Inscríbete ya

4 actividades que puedes hacer en la piscina (y no son natación)

Además de para nadar, la piscina puede ser un entorno estupendo para realizar numerosas actividades recreativas y deportivas. En O2 Centro Wellness somos grandes defensores del agua, ya que esta nos da múltiples opciones para cuidar nuestro cuerpo y nuestra mente. En este post vamos más allá de la natación y os traemos diferentes actividades que os permitirán ejercitar todo el cuerpo sin casi notarlo, además de aportarte varios beneficios: 

Desarrollar fuerza y resistencia muscular

La piscina es un entorno ideal para trabajar tanto el cuerpo como la mente. Al realizar actividades acuáticas como el aquaerobic, el waterpolo o el aqua jogging, se puede desarrollar la fuerza y resistencia muscular de forma efectiva debido a la resistencia del agua, que proporciona un entrenamiento completo. 

Mejorar el equilibrio

La piscina ayuda a mejorar el equilibrio. Al realizar actividades acuáticas como el aqua yoga o simplemente caminar en el agua, se desafía constantemente el equilibrio debido a la resistencia del agua y a los diferentes movimientos que se realizan. Estos ejercicios ayudan a fortalecer los músculos estabilizadores y a mejorar la coordinación, contribuyendo así a un mejor equilibrio tanto dentro como fuera del agua.

Desconectar de la rutina

¿Necesitas desconectar? La piscina es ideal para ello. Sumergirse en el agua y disfrutar de la sensación de flotar puede ser muy relajante y liberador. El ambiente tranquilo y acuático de la piscina ayuda a reducir el estrés, a despejar la mente y a centrarse en el momento presente, lo que permite desconectar de las preocupaciones cotidianas y recargar energías tanto físicas como mentales.

Reducir el riego de lesiones

El ejercicio en la piscina contribuye a reducir el riesgo de lesiones durante el ejercicio. Debido a la resistencia del agua, los ejercicios realizados en la piscina suelen ser de bajo impacto, lo que minimiza la presión sobre las articulaciones y los músculos. Esto puede ser beneficioso para personas con lesiones previas o que buscan rehabilitarse, ya que el agua proporciona un soporte suave y reduce la probabilidad de sufrir lesiones durante el entrenamiento. Además, al fortalecer los músculos de forma equilibrada y mejorar la flexibilidad en el agua, se pueden prevenir lesiones futuras al aumentar la resistencia y la estabilidad del cuerpo.

La clave siempre es encontrar aquello que nos haga sentir bien. Cuidarnos para poder cuidar a los demás. En O2CW apostamos por el deporte y el cuidado integral del bienestar personal. Si quieres saber qué más se puede hacer en la piscina, pregunta a cualquier de nuestros técnicos del club, ellos sabrán guiarte para disfrutar de los beneficios que puedes encontrar en la piscina con la práctica deportiva. 

¿Te gustó el artículo? Comparte y opina.
WhatsApp
Twitter
Facebook
LinkedIn
Telegram
TE PODRÍA INTERESAR: